Parejas

 

Poliamor: ¿la solución a la infidelidad y los celos?

Las parejas poliamorosas se enfrentan a retos, desde el espectro legal hasta el psicológico, pero dicen que es mejor tener tres novios que uno y engañarlo
Estephanie Gutiérrez | 24 de Febrero de 2017 | 06:30

El poliamor es una forma de relación amorosa, afectiva y sexual que contempla la posibilidad de que una persona pueda relacionarse con otras más, todas de forma consciente, donde no existe la infidelidad y se establece un compromiso con cada una y la ineficacia de la monogamia, para algunos, ha hecho que se extienda con fuerza desde hace unos años.

Pero ¿qué pasa? Es en realidad una alternativa a la infidelidad de la monogamia. El tener una relación extra implica secretos, mentiras, engañar, faltar al respeto, a lo que puede ser lo más importante en nuestra vida. Hay un precio, y es la ruptura. Para los monógamos, la infidelidad es la prueba de la poca funcionalidad que tiene el modelo de pareja tradicional y de amor romántico. ¿Una persona no puede cumplir con todo lo que necesitamos?

El poliamor cree que no, es mucho trabajo. La solución para no engañar y mentir sería el poliamor, no engañas, no cortas, no mientes y la infidelidad no rompe con la pareja sino que la consolida e incluso la transforma.

“Lo que hace el poliamor es sostener relaciones mucho más trabajadas”, explica Giazú Enciso, psicóloga social e investigadora en la Universidad Autónoma de Barcelona. “Esto no es un clic, es un proyecto de vida que va a cambiar muchas facetas de la existencia. Implica mucha comunicación sincera, un profundo conocimiento y culparte a ti de muchas cosas en vez de a la otra persona. El poliamor es difícil, pero por eso enriquecedor.

El poliamor no es una forma banal de relacionarse, tan es así que hay proyectos para buscar que se reconozca a las parejas sino con el matrimonio, sí, que el Estado reconozca sus derechos, el de todos los involucrados. Un reto para todas las comunidades, no sólo la heterosexual.

No hay una forma determinada de poliamor, a veces hay triejas, donde uno es vértice, y los otros dos son coesposos, mientras que hay triejas donde los tres se aman por igual. No hay normas tampoco para la crianza de los hijos y el poliamor es ahora mucho más que una forma de relacionarse es una forma de vida, caminos no transitados.

Ok, resulta fácil por lo que podemos ver, pero ¿en realidad es así? No lo sabemos, hay celos, golpes a la autoestima, sentimiento de posesión, una sociedad que no cambia al ritmo que ellos. Hay problemas prosaicos, y algunos pedestres, dinero, recursos, papeles legales.

Para algunas mujeres, el poliamor es en realidad una forma de resistencia, pues en el patriarcado, las damas son consideradas una pieza, mientras que en el poliamor ellas también pueden relacionarse con muchos amantes y parejas sin importar su rol pasivo.

Con información de El País 

Tienes que ver esto