Parejas

 

¡Oh, oh! 1 de cada 10 mujeres espía a su pareja

Una pareja que espía es una pareja que no confía y eso la pone en un estado psicológico de constante alerta, aun si tu no la estás engañando
Estephanie Gutiérrez | 23 de Diciembre de 2016 | 16:01

Una de cada 10 mujeres admitió revisar los mails y los mensajes de texto de sus esposos, según una reciente encuesta de más de 1000 personas casadas, realizada por la casa de investigaciones, One Poll en el Reino Unido.

Pero no, chicos, eso no es todo, una de cada 20 mujeres aceptó haber instalado en secreto un sistema de rastreo en el celular de su amado.

Pero no, muchachos, eso no es lo peor. Un estudio anterior demuestra que el 44% de las 920 parejas encuestadas, una de la dos partes ha monitoreado el comportamiento de su pareja, leyendo mails y mensajes, pero la mujer es la que con mayor frecuencia lo hace.

¿Qué pasa? ¿Ya nadie confía en nadie?

De acuerdo con Men´s Health, la gente que espía es porque sospecha, según lo indica el doctor Paul Hokemeyer, terapeuta familiar, sí, aceptalo, ella no confía en ti del todo.

¿Pero por qué alguien que no confía en ti, te espía? Perder la confianza en alguien, pone a tu cuerpo en un estado de súper alerta que te hace detectar OBSESIVAMENTE cosas que te pueden lastimar emocionalmente, según el experto. No significa que quien te espía tenga razón y en efecto estés engañándola, pero ella cree que sí y lo ve como una realidad.

“La gente que espía está buscando la confirmación de que su pareja no es buena”, explica Hokemeyer. “Igual que un exitoso fiscal necesita evidencia para condenar a una persona de la cual sospecha, un espía siente que necesita algo más que intuición para probar que su pareja no es digna de confianza”. Es decir, quien espía necesita la confirmación de su sospecha, a pesar de que esto en el fondo la avergüence.

¿Qué hacer si descubres a tu pareja espiándote?

Al principio podrías pensar, no es para tanto, no hay nada que ocultar. ¡Error! No es lo que encuentre, es probable que no encuentre un signo de infidelidad REAL, pero para ella algo sacado de contexto, es un signo REAL, aunque tu no estés haciendo algo malo.

Si la descubres espiándote puedes decirle: “Para ser honesto, me duele mucho que sientas que no puedes confiar en mí, y tengas que recurrir a esto para buscar evidencia que de algún modo niegue lo que yo digo ser”. Después, haz una pausa y calmadamente pregúntale: “¿Por qué no simplemente preguntarme?”, sugiere Hokemeyer. (Ok, suena algo irreal, pero deberás intentarlo)

Tendrás que hablar con ella y preguntarle qué está ocurriendo, por qué desconfía de ti y hacerle ver que una investigación, por pequeña que sea, es tóxico para la relación, tienes que dejarle saber que eso no puede volver a ocurrir y decirlo así “esto es inaceptable”. La desconfianza podría llevarlos a un cuento de nunca acabar, así que es momento de pensar en el futuro y si esto requiere acudir a terapia de pareja.

Determina un tiempo en el que tratarás de resolverlo, indica Hokemeyer. Si no puedes reconstruir la confianza y el respeto entre ustedes en un periodo de entre seis y nueve meses, lo más probable es que sea mejor terminar la relación que seguir adelante.

¿Qué pasa si te cachó en un engaño?

No lo niegues, ni le reproches haberte espiado, tampoco trates de negarlo, sé sincero y trata de arreglarlo, pero ten en cuenta que esto podría significar la pérdida total de la confianza.