Parejas

 

Píldora anticonceptiva, ¿qué mujeres no deben tomarla y sus restricciones?

El famoso método anticonceptivo comenzó a venderse en Estados Unidos, el 18 de agosto de 1960. Aquí te desvelamos algunos de sus riesgos y verdades…
Julieta Ruiz | 18 de Agosto de 2015 | 07:45

El control natal es, hoy en día, una de las mejores herramientas para no quedar embarazadas en el momento en el que las mujeres no lo deseen, por eso, se han creado y comercializado una buena cantidad de métodos anticonceptivos que ayudan a que las parejas vivan plenamente su vida sexual, olvidándose de la concepción.

De entre la enorme gama de anticonceptivos que existen hoy en día, se encuentra la píldora, la cual fue el primer método femenino contra la concepción, pues se comenzó a vender en 1960. Ésta es una técnica de consumo diario que contiene hormonas que logran alterar el funcionamiento del cuerpo para poder prevenir un embarazo. Como bien lo menciona el portal Kids Health, las hormonas de la píldora controlan los ovarios y el útero.

La píldora anticonceptiva tiene una combinación de estrógenos con progesterona que logran evitar la ovulación, además de engrosar la mucosidad que rodea el cuello del útero y hace más difícil que el esperma ingrese en él.

Actualmente, estas píldoras son utilizadas por más de 100 millones de mujeres en todo el mundo y casi 12 millones en los Estados Unidos. Su uso varía ampliamente según el país, edad, educación y estado civil.

Sin embargo, y pese a lo anterior, muchísimos son los mitos que se tejen detrás de este efectivo método anticonceptivo, de los cuales, te aclaramos algunos en la siguiente fotogalería.

Por otro lado, cabe mencionar que este método suele tolerarse bien, pero está contraindicada en algunos casos, la pregunta es ¿qué mujeres no deberían tomarla y cuáles deberían hacerlo con precaución?

Las contraindicaciones absolutas son aquellas que definitivamente prohíben la prescripción de la píldora, y son adoptadas por las siguientes mujeres:

  • Que presenten una anomalía en la coagulación sanguínea
  • Que tengan antecedentes de flebitis o de embolia pulmonar
  • Que padezcan enfermedades cardiacas
  • Que sean fumadoras y tengan más de 35 años
  • Con hipertensión, colesterol elevado o diabetes
  • Mujeres que hayan sufrido hepatitis o algún otro padecimiento del hígado
  • Pacientes con epilepsia
  • Que hayan sido víctimas de cáncer de seno o útero

Lo anterior debido a que uno de los principales efectos secundarios de la píldora es el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en el interior del sistema venoso. Esta complicación puede dar paso a una flebitis o a una embolia pulmonar, así lo menciona Sexualidad.doctíssimo.

En general, la píldora clásica no se administra a mujeres de más de 40 años, porque el riesgo de modificación metabólica es mayor. A partir de esa edad solo han de tomarla las pacientes sanas que no fumen. La píldora está autorizada en los casos de diabetes sin complicaciones vasculares, de hipertensión bien controlada y de perturbaciones lipídicas moderadas.

En cambio, las contraindicaciones relativas son solamente aquellas que restringen el uso de este método, y son indicaciones para las siguientes personas:

  • Que presenten anomalías mamarias benignas
  • Con varices importantes en las piernas
  • Que padezcan obesidad
  • Con migrañas

Finalmente, cabe mencionar que aquellas mujeres con un aborto natural o médico, puede utilizar este método anticonceptivo siempre y cuando el médico se lo permita; por otro lado, después de un parto, la mujer debe esperar al menos 7 días para comenzar de nuevo con el control por píldora.

Las pastillas anticonceptivas sólo funcionan bien si la mujer se acuerda de tomarlas sin pasar por alto ni un solo día. De cada 100 mujeres que toman píldoras anticonceptivas correctamente durante un año, sólo 2 o 3 quedan embarazadas.

Con información de NLM, ABC y Sexualidad Doctissimo

LO MEJOR DE DIEZ.mx

 

Tienes que ver esto