Miércoles 24 de septiembre de 2008
   
 
 
¿Para qué me sirve un bosque?
Los bosques representan los principales proveedores de agua y aire, así como reguladores de la temperatura del planeta. La creciente pérdida de selvas significa un problema que preocupa e involucra a todos los habitantes de nuestro planeta
  Por Geovanni León
tVa.com.mx
Comenta la nota
 
 
 
  Aumentar fuente
Disminuir fuente
Imprimir
Enviar
comentar

Según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), son 64.5 millones de hectáreas de bosque y selva los que cubren el territorio mexicano, esto representa el 33% de la extensión total del país. Sin embargo, en promedio cada año se pierden 900 mil de estas hectáreas por diferentes causas, la mayoría de ellas como consecuencia de las acciones del hombre como la tala inmoderada, incendios, y urbanización.

Es responsabilidad de todos velar por el bienestar de estos espacios para que nuestra especie se mantenga en el continuo ciclo de la vida, que cada vez se ve más amenazado por el creciente cambio de temperaturas y desastres naturales. Hay razones de peso para planear, ejecutar y mantener estrategias de conservación de la flora silvestre.

Buenos motivos

Los bosques favorecen el reabastecimiento de las aguas subterráneas de donde proviene gran parte del agua que se utiliza para el consumo humano. Los lagos, manantiales y ríos se recargan a partir de la lluvia que interceptan los árboles y escurren hasta las raíces, formando mantos acuíferos.

Otra de las múltiples funciones de los bosques es la de fungir como hogar de numerosas especies de animales, plantas, insectos y microorganismos de vital importancia para el correcto equilibrio del ciclo de la vida.

Por supuesto, la fotosíntesis aparece como uno de los grandes pretextos para la supervivencia de los bosques. Las plantas cumplen esa función fundamental para la vida al capturar el dióxido de carbono (CO2) y liberarlo en forma de oxígeno. Por el momento, los humanos no podemos hacer dicha transformación, por lo que más no vale cuidar la flora.

Los bosques también protegen al suelo para evitar que se erosione. Las ramas, el tronco y las raíces protegen la tierra que se encuentra debajo de los árboles.

Regulan la temperatura del planeta. Algunos estudios señalan que la sombra de un árbol ofrecen tanta frescura como la que pueden emitir 15 aparatos de aire acondicionado. Por ser excelentes absorbentes del calor y destiladores de humedad, las selvas, manglares y bosques regulan correctamente la temperatura del planeta, por ende disminuyen la cantidad y efectos de los fenómenos naturales como ciclones e inundaciones.

Sumado a todo lo anterior, los árboles suministran de alimentos y la materia prima de productos que mejoran nuestra calidad de vida.

Acciones

 

  • Respeta la flora y fauna : A la hora de visitar una reserva natural ofrécele esa mano a la naturaleza evitando arrancar ramas y hojas de los árboles, y por ningún motivo destrozar las plantas. Puede ser muy romántico pero nada ecológico dibujar corazones en los troncos de los árboles.
  • Reforestar: No es mala idea informarte sobre las campañas de reforestación que están vigentes en tu región. Participa plantando árboles en áreas dañadas por la industria. Es una experiencia única y que te nutre como persona.
  • Apagar fogatas: Nunca dejes las fogatas encendidas, ni trates de extinguirlas con agua, ya que puede reavivarse el fuego, mejor arroja tierra sobre la fogata y coloca varias rocas alrededor para aumentar la nula probabilidad de incendios.
  • Reportar incendios: Quizás alguna vez, mientras viajabas en automóvil, visualizaste un incendio y no hiciste caso. Muchas ocasiones los incendios tardan en ser detectados, pero si participamos al reportar los incendios evitaremos una gran pérdida de bosques. Llama al 01 800 INCENDIO (01 800 46-23-63-46), más fácil no puede estar.

    Por cierto, invitamos a que también tomen conciencia todos los servidores públicos.

  •  
    ¿Qué opinas?
    1 comentario(s)
    Hola, buen día. Pues a mí, un bosque me sirve principalmente para ir a echar un fajecín sin pagar, y si tenemos suerte y nadie nos ve, pues hasta una cojidilla por ahí se puede dar. La verdad sí sería una pena que nos quedaramos sin bosques y sin áreas verdes, pues tendríamos que hacer muchas cosas que hacemos al aire libre y en la naturaleza, encerrados o de plano ya no podríamos hacerlas. En mi caso, pues me harían pagar motel a cada rato.  

    Enviado por:
    Luis K Lliente

    2008-06-09
    00:25

     
     
     
    video
     
     
    Corazones para los que no tienen madre
    Formada por más de 20 pinturas, es una muestra donde se pueden encontrar pinturas con hombres, mujeres, niños, bebés, animales y quimeras realizadas por Shedir Monroy | Nota
     
    fotogaleria
       
    Famosas muy delgadas

    Nuestra campaña por la Tierra: ¡Aguas! (Parte 1)
    El cine mexicano está de moda
    Ex novios incómodos
    ¡Diversión al cubo!
    Frases memorables de la música
    Fahren..., ¿qué?
    No es desamor de película, es mi realidad
    ¡Ah qué mundo tan corto!
    ¿Todos somos copy cats?
    ¿Hard candy o Caramelo macizo?
    Cuando la moda mata: Anorexia y Bulimia
    Virginidad, cosa del pasado
    ¡Aguas! (Parte 2)
    Soñar no cuesta nada
     
           
    © 2000 - 2008. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.