Cultura digital

10 inventos que debemos agradecer a la NASA

Desde ropa para bebés hasta cámaras de alta velocidad, la agencia espacial nos ha dado muchas innovaciones que hoy disfrutamos de forma cotidiana
Carolina Mejia | 27 de Noviembre de 2018 | 06:00
NASA, inventos de la NASA, astronautas, tecnología, inventos sorprendentes, tecnologia del futuro, ciencia
Foto: Pixabay

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, conocida como NASA, hace mucho más que sólo explorar el espacio. Gracias a la innovación empleada en sus misiones hoy tenemos muchas comodidades y tecnología que de otra manera no hubiera sido posible desarrollar.

Desde 1976, la NASA pone a disposición del público un listado anual con artículos cotidianos que nacieron como inversiones para esta institución. Con en tiempo, esta tecnología pasó de las manos de los astronautas a las nuestras, para hacer nuestra vida un poco más sencilla.

Te puede interesar: 10 inventos que usas a diario y no sabes quién los creó

En De10.mx nos echamos un clavado en el listado de la NASA y te presentamos 10 inventos por los que debes agradecer a la agencia espacial...

1. La ropa refrescante

En los años sesenta, el ex piloto e ingeniero industrial Bill Elkins creó un sistema de tubos que distribuían líquido debajo de la ropa para mantener baja la temperatura corporal de los astronautas. En los 70, la tecnología de Elkins se usó para crear trajes especiales de rescatistas mineros.

A partir de los ochenta se comenzó a emplear este sistema en el campo médico y posteriormente, se usó en el deporte para tratar heridas en los atletas.

2. Prendas “incubadoras” para bebés prematuros

Los trajes espaciales atrapan el calor dentro, lo cuál es incómodo y peligroso para los astronautas. En 1980, la NASA comenzó a experimentar con materiales que se adaptaran a la temperatura corporal, derritiéndose o solidificándose según fuera necesario.

Aunque las fibras con esta tecnología nunca se usaron en el espacio, la invención fue aprovechada en 2007 para fabricar incubadoras de bajo costo. El material fabricado por la NASA se usa actualmente en 14 países en desarrollo, para ayudar a bebés prematuros.

3. Tubos de cirugía cerebral

En la neurocirugía, muchos de los instrumentos usados usan electricidad, lo que a su vez genera calor que puede dañar el tejido corporal. Pero los médicos encontraron la solución al emplear microtubos inventados por la NASA, los cuáles se encargan de “mover” el calor de un área a otra.

Originalmente estos tubos estaban incluidos en satélites, ya que la diferencia de temperatura entre el lado expuesto al Sol y el que quedaba oculto, podrían ocasionar fallas masivas en el sistema.

4. Cámaras de alta velocidad

Cuando se llevó a cabo el primer viaje de prueba del cohete Orion en 2014, los ingenieros de la NASA tuvieron que crear una cámara compacta, con una capacidad inédita de memoria, para grabar cada segundo de la misión. 

La cámara ultra resistente, capaz de soportar la radiación y los impactos violentos, ahora es usada en pruebas de seguridad automovilísticas. También se usa para poner a prueba aeronaves y otros vehículos en donde se necesita la máxima precisión.

5. Limpieza de ambulancias

Cuando los paramédicos llegan a una escena, no tienen tiempo de limpiar a profundidad las ambulancias y sus equipos, lo cuál puede ayudar a propagar enfermedades. Pero gracias a la NASA, pueden esterilizar rápidamente su lugar de trabajo con oxígeno atómico.

A diferencia del oxígeno que respiramos todos los días, el oxígeno atómico remueve los hidrocarbonos de cualquier superficie. El material infeccioso, por ejemplo, esta repleto de carbono, por lo que el oxígeno se vuelve una barrera contra estos focos de enfermedad.

6. Indicadores biométricos para ejercitarse

La NASA necesita supervisar de manera cercana la salud de sus pilotos y astronautas. Es por ello que en 2011 desarrollo un sistema de indicadores biométricos que miden diversos indicadores corporales. De esta manera, los supervisores pueden detectar cualquier problema médico que requiera atención inmediata.

La misma tecnología ha sido incorporada en un “entrenador personal inteligente” que usa los indicadores biométricos para lograr el mayor impacto posible mientras te ejercitas. El sistema mide factores como tu ritmo cardíaco o elevación, lo cuál puede ayudarte a quemar más calorías.

7. Terapia psicológica por video

Como los astronautas pasan tanto tiempo aislados de la sociedad, en espacios minúsculos y con altos niveles de estrés, es necesario que tengan un apoyo psicológico. Es por ello que en la NASA comenzaron a incorporar las videollamadas para conectar a los astronautas con especialistas en salud mental.

A partir de 2009, esta tecnología se puso a disposición del público. Ahora, el sistema conocido como ePST ayuda a pacientes con depresión y estrés post traumático que por una razón u otra no pueden ir a terapia en vivo.

8. Pesas “sin peso”

Ser un astronauta no es nada sencillo para el cuerpo humano. A pesar del estricto régimen de ejercicio al que se someten los exploradores espaciales, la pérdida de masa muscular es un desafío que hasta hace poco, parecía irremediable. 

Es por ello que a partir de 2010, la NASA usa el sistema inventado por el arquitecto Paul Francis. Se trata de una nueva versión de equipo deportivo que proporciona resistencia aún en condiciones de gravedad cero. El mismo equipo puede ser usado en la Tierra, de manera que puedas ejercitarte al igual que un astronauta.

9. Detectar sobrevivientes en un desastre

Por años, la NASA ha usado señales de radio para detectar movimientos físicos como actividad sísmica o alteraciones en el camino de un satélite. Pero a partir del año 2000 se comenzó a explorar la posibilidad de usar estas señales para detectar sobrevivientes en medio de ruinas o desastres naturales.

El resultado es FINDER, una tecnología especial diseñada para detectar el latido humano en medio de los escombros. Hasta ahora, esta tecnología puede detectar hasta 5 víctimas atrapadas en la misma área.

10. Robots autónomos

El Spidernaut (una combinación de astronauta y araña, en inglés) es un prototipo robótico construido en 2005 por la NASA. El objetivo era usar este robot autónomo para montar una estructura lunar sin intervención humana y trabajando de manera cooperativa.

Ahora, el mismo software usado en estos robots se emplea en máquinas autónomas que reemplazan a los trabajadores en las tareas más peligrosas. 

Con información de Business Insider

LO MEJOR DE DIEZ.mx

0
En el mundo del espectáculo nada es...
 

Tienes que ver esto