Cultura digital

Aún hay una esperanza para el futbolista coreano que podría ir a la cárcel

Parecía que Son Heung-Min estaba perdido luego de que su Selección de Corea del Sur fue eliminada del Mundial de Rusia 2018, pero aún hay una luz para él
Carolina Mejia | 23 de Junio de 2018 | 04:00
futbol, deportes, corea del sur vs mexico, Son Heung-Min, corea del sur contra mexico, rusia 2018, mundial 2018,
Foto: AP

Para la mayoría de los jugadores que participan en la Copa del Mundo, el torneo representa una oportunidad para enorgullecer a su país o mostrar su talento ante miles de fanáticos. Para Son Heung-Min, una de las estrellas de la selección de Corea del Sur, es la única oportunidad para evitar la cárcel.

En Corea del Sur, todos los ciudadanos de más de 28 años deben haber pasado por el servicio militar. El problema es que Heung-Min tiene sólo tres años restantes para cumplir con este requisito, pero el servicio dura 21 meses y podría interrumpir la brillante carrera de este jugador. En caso de negarse a hacer este entrenamiento, Son podría ser encarcelado por dos años.

Una de las razones por las que Son Heung-Min no quiere tomarse un tiempo fuera de las canchas, es porque actualmente vive su mejor momento como jugador y tan sólo en la Premier League, ya se convirtió en toda una figura, con 12 goles anotados para el Tottenham.

Otro motivo por el que Son no está muy convencido de realizar el servicio militar es que en Corea del Sur este entrenamiento es especialmente duro, ya que este país está en guerra con Corea del Norte.

Te puede interesar: 10 datos interesantes de Corea del Sur

En 2014, un sargento del Ejército fue sentenciado a 45 años de cárcel por haber matado a golpes a uno de los cadetes, quien sólo tenía 23 años.

En un caso similar, ese mismo año, un sargento que había recibido burlas por parte de sus compañeros mató a cinco soldados e hirió a otros siete. El episodio más controversial ocurrió en 2005, cuando uno de los cadetes lanzó una granada en su dormitorio y mató a ocho compañeros.

El maltrato en estos centros es tan común que hay casos de jóvenes que se autolesionan para no ser reclutados. En 2016, un chico subió 30 kilos para evitar el servicio, pero las autoridades se dieron cuenta de la trampa y podría ser condenado a pasar hasta cinco años en prisión.

No todo esta perdido para Son. En 2002, cuando la selección surcoreana quedó en cuarto lugar en el Mundial, el gobierno hizo una milagrosa excepción y libró a todos los jugadores del equipo de cumplir con este requisito.

Lamentablemente, la participación de la escuadra de Corea del Sur ya terminó en el Mundial de Rusia 2018, ya que fueron eliminados en la primera ronda, al obtener sólo 3 punto al vencer al campeón Alemania, quienes también quedaron fuera de la Copa. 

Ahora sólo falta esperar si el gobierno coreano se toca el corazón y toman en cuenta el esfuerzo de su Selección para que Son Heung-Min no vaya a la cárcel y tampoco abandone su prestigiosa carrera en el futbol. Además se menciona que si el delantero es convocado para disputar en los próximos juegos asiáticos que se disputarán en Indonesia y logran obtener un buen lugar, puede que se libre del trámite que lo tiene entre la espada y la pared. 

Con información de El País, Telemundo y Goal

LO MEJOR DE DIEZ.mx

0
“Carrie” estuvo a punto de ser tirada a...
0
¿Andaba de parranda? ¿Se quedó a cuidar...
 

Tienes que ver esto