Cultura digital

 

El fin del mundo se pospone, ahora será el 21 de octubre

NO pasó en el año 2000, ni el el 2003, ni en septiembre de 2017, pero dicen que ahora sí es el bueno
Estephanie Gutiérrez | 3 de Octubre de 2017 | 11:16

Si el sábado 23 de septiembre te la pasaste esperando porque llegara el fin del mundo y no llegó, es momento de que leas esta información.

Bueno, como ya te habíamos dicho en De10.mx, el fin del mundo es una fecha planeada desde hace bastantes años, y diversas corrientes sostienen que si bien no podría ser el fin de la humanidad, si sería el inicio de la extinción.

David Meade, el númerologo que está detrás de las predicciones del fin del mundo en el año 2000, en el 2012 y el 23 de septiembre de 2017, aseguró que no, que se le había malinterpretado, que en realidad todo terminará el 21 de octubre de este año.

De hecho, según reporta El Español, el “científico” había comenzado a retractarse de sus dichos unos días antes, aseguró que nada ocurriría en septiembre. Lo único que veríamos es una señal sobre los cielos de Israel, concretamente una alineación de la constelación de Virgo con otros tres planetas, que él interpreta como la mujer dando a luz en el libro de sus revelaciones.

"La criptografía astronómica más reciente del inminente juicio apunta a la semana del 21 de octubre de 2017", aseguró Made al Sunday Express.

Otra revelación es que no destruirá nuestro planeta, por lo menos no de la manera en que se creía.

De acuerdo con el autor, no se tratará de algo fulminante: a partir de esa fecha la Tierra iniciará un recorrido de siete años de destrucción, llenos de desastres naturales.

Lo que ocurrirá es que el mundo terminará tal y como lo conocemos, pero el punto es que ese día tendrá lugar un evento que dará inicio a los siete años de tribulación, a los que seguirá un milenio de paz.

La importancia de estas fechas está en el planeta Niburu, que causará en su aproximación a la Tierra, terremotos y tsunamis, además de ráfagas solares que nos dejarán si electricidad durante semanas o más, tras la primera ráfaga tendrá lugar el Arrebatamiento, un evento en el que Dios se lleva al cielo a aquellos que merecen irse, y deja en la Tierra a quienes no.

"Los disturbios y los saqueos serán desenfrenados y la sociedad se encontrará en un caos", ha advertido Meade, así lo menciona Notiamerica.

Meade ha dicho que los sismos en México y los huracanes que han afectado a Latinoamérica son los primeros signos del fin, pero el fin será como una eliminación, pues para 2014 llegará un nuevo renacer con aquellos que fueron seleccionados por el Señor.

Tienes que ver esto