Cultura digital

 

Anécdotas curiosas de cuando las mujeres NO usaban calzones

En los primeros 5 mil años de civilización las mujeres no llevaban calzones bajo sus vestidos
Cinthya Sánchez | 7 de Abril de 2016 | 07:30

Esta prenda que en la actualidad es tan común entre las personas y que es casi indispensable en la vida diaria, pues la gente no se imagina andando por la calle sin calzones, no siempre ha existido, de hecho, su creación, tal como la conocemos, surgió en el siglo XIX, pero ¿qué utilizaban las mujeres antes de su existencia?

Antes de la fecha señalada, la ropa interior femenina no tenía gran relevancia, las mujeres andaban por todos lados sin algo que les cubriera su vagina y trasero. De hecho, el sitio revistadonjuan.com, menciona que el antiguo Egipto sólo Cleopatra utilizaba un tipo taparrabo, ya que esta prenda era considerada de lujo y sólo las mujeres bellas podía portarlos; mientras que las esclavas árabes o de descendencia Nubia no usaban nada bajo sus túnicas.

Nefertiti, fue otra de las mujeres que impuso una prenda íntima, el llamado Shenti, el cual consistía en una enagua bordada en oro. Mientras que en la sociedad de Grecia, las féminas utilizaban el Peplo Dórico, que no era más que una túnica que lo único que no cubría eran los hombros. En los juegos olímpicos las espartanas no utilizaban nada en sus competiciones, por lo que el espectáculo era completo.

En Roma, también portaban túnicas que tapaban desde los pechos y las caderas al que llamaban zonam solvere, que significaba literalmente: “traspasar la zona". Pero en la Europa del norte, debido al clima frío, las mujeres de los bárbaros usaban una especie de pantalón que al mismo tiempo las abrigaba y les permitía montar a caballo.

Pero también se cree que estos hombres bárbaros inventaron el afamado “cinturón de castidad”, calzones de metal, cerrados con llave, para que sus mujeres no les fueran infieles, sin embargo, lo único que impedían era la penetración, ya que se olvidaron de que existe el sexo oral.

Foto de Flominator (Wikipedia)

Independientemente de estos antecedentes de la ropa interior femenina, en realidad no existía un calzón. En la página sentadofrentealmundo.com, se menciona que en los primeros 5 mil años de civilización las mujeres no usaban nada para cubrir su parte íntima.

Existen anécdotas acerca de sucesos curiosos respeto a este tema, por ejemplo, a finales del siglo XV, el Tribunal inquisitorial esgrimió para llevar a la hoguera a Juana de Arco por el cargo de uso de "masculino ropaje".

En 1455, en España, cuando Juana de Portugal llegó a Castilla para casarse con Enrique IV, viajó con un grupo de damas, las cuales se depilaban el pubis y pintaban con pintura blanca desde las rodillas hasta la cintura. Así, al bajar de los caballos, los hombres no podían ver sus encantos.

Pero como lo menciona sentadofrentealmundo.com, hasta finales del siglo XVIII la ropa interior de las mujeres consistía sólo en blusas largas y holgadas y en blusas con ojales en la cintura o corsés, que únicamente utilizaban los aristócratas.

Otras prendas utilizadas eran las enaguas y más cuando se comenzó a creer que la imagen de una mujer gorda, era sinónimo de salud y abundancia. Así que las mujeres de la sociedad subían de peso a propósito y para aparentar mayor cadera, utilizaban muchas enaguas debajo de sus vestidos, pero no calzones como tal.

En aquellas épocas, donde la higiene era muy precaria, lo más cómodo, fácil y saludable era andar sin nada que evitara la entrada del aire, así la vagina no tendría problemas de irritación e infecciones, así como un nido de piojos y ladillas.

Se han de preguntar ¿y qué pasada durante su periodo de menstruación? Las mujeres se colocaban un paño grueso, que lo ajustaban con una especie de sábana, sin embargo, en ocasiones no era suficiente para contener el flujo, así que además, acostumbraban a llevar más enaguas que de costumbre, por si había algún accidente, la mancha no lograra pasar al vestido.

En el Este de Europa algunas mujeres utilizaban bombachas largas debajo de sus faldas. Y durante el Renacimiento fue que este tipo de pantalón bombacho también se empezó a usa en Europa occidental, primero como moda de la aristocracia, a los que primero se les llamó pantalones turcos y después bloomers, es decir, ciñéndolos más al cuerpo y adaptándoles tirantes a la cintura para sujetarlos.

Pero su incomodidad los hizo impopulares, y sólo las bailarinas los usaban debido a que la ley de Francia así lo marcaba: "Ninguna actriz o bailarina deberá aparecer en el escenario sin calzones".

Ya en el siglo XIX, se comenzó a tomar en serio el cubrir la vagina, y mujeres intrépidas y con poder como Elizabeth Smith Miller, quien organizó una cruzada para que las damas dejaran de usar los vestidos hasta el piso y que éstos llegaran hasta los tobillos, también apoyó que las mujeres usaran bombachas debajo de sus faldas, pero que fueran más cortas, hasta la rodilla.

Pero el sitio sentadofrentealmundo.com, señala que fueron dos situaciones las que detonaron la creación de los calzones femeninos. El primero se dio en 1876, cuando el inglés Henry Wickham robó miles de semillas de goma desde Brasil, con lo que se rompió el monopolio brasileño del caucho, saturar el mercado y abaratar su costo; situación que impulsó la industria de cintas elásticas haciéndolas bastante accesibles para la industria textil.

El otro invento que impulsó las prendas íntimas, se dio en 1890, cuando se inventó la bicicleta de cadena en la década de 1890. Vehículo que no podían ser montado como los caballos, con faldas largas, porque aparte de ser incómodo también era peligroso.

Por lo que las muchachas empezaron a usar bombachas cortas, es decir, calzones, esto principalmente en Francia, las cuales eran más prácticas y cómodas debido al elástico que se utilizaba en su elaboración.

Después vinieron los amplios y espaciosos calzones de algodón con encajes de inicios del siglo XX, pero conforme la vestimenta de las mujeres se ha ido reduciendo, el tamaño y forma de las pantaletas también se ha ido modificando, y en la actualidad, algunas celebridades, si no utilizan las afamadas tangas, es posible que ya no utilicen esta prenda íntima, lo que nos haría regresar, irónicamente, en el tiempo.

 

Tienes que ver esto