Cultura digital

 

¿Cómo se aprende a ser un investigador?

En los programas de Verano de Investigación Científica se busca inculcar en los jóvenes una cultura científica y humanista…
Cecilia Pérez | 17 de Junio de 2015 | 12:23

La práctica hace al maestro, según dicta el dicho popular, y los futuros jóvenes investigadores tienen la oportunidad de prepararse con antelación para ser futuros investigadores gracias a los Programas de Verano de Investigación Científica impulsados por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) , los cuales consisten en promover y facilitar que los estudiantes universitarios y de nivel superior realicen estancias de investigación de 7 semanas de duración en los más prestigiados centros e instituciones de investigación del país, bajo la supervisión y guía de investigadores en activo, quienes los introducen en el apasionante mundo de la ciencia al permitirles participar en algún proyecto de investigación.

El XXV Verano de la Investigación Científica se realizará el 29 de junio y el 21 de agosto del 2015, periodo en el que jóvenes universitarios de las casas de estudios nacionales participarán en un proyecto de investigación de alto nivel ya sea en las áreas de Ciencias Físico-Matemáticas, Ciencias Biológicas, Biomédicas, Químicas, Ciencias Sociales, Humanidades, Ingeniería o Tecnología; es decir que el proyecto no se limita a ninguna de las carreas.

Además del aprendizaje, los participantes recibirán un apoyo económico de $9,000.00 pesos si realizan su verano fuera de la ciudad o zona metropolitana donde cursan sus estudios y $6,000.00 pesos si realizan su estancia en la misma ciudad en donde estudian.

El Programa de Verano de Investigación Científica está integrado a su vez por diversos programas: Verano de Talentos,  Verano Delfín y la Ciencia en tus manos. Además, existen otros programas de acercamiento de jóvenes a la ciencia; cada uno opera de manera independiente aunque persiguen objetivos similares: promover la ciencia, la tecnología y la innovación entre los estudiantes de licenciatura como Verano de la Ciencia de la Región Centro, Verano de la Investigación Científica de la Península de Yucatán “Jaguar”, Verano Científico de la Universidad de Guanajuato, Verano de la Investigación Científica en empresas o dependencias gubernamentales para profesores y alumnos, entre otros.

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) considera que estos programas consienten una formación académica más completa, puesto que quienes participan cuentan con la oportunidad de aprender de cerca cómo es el trabajo de un investigador en cada disciplina científica.

Es importante mencionar que cada uno de estos programas se lleva a cabo de manera anual y está abierto a alumnos de todas las preparatorias, así como de cada una de las licenciaturas de las universidades públicas del país.

De acuerdo con José Espinosa Rosales, director de Divulgación Científica de la  Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP) de la BUAP, desde la creación del Programa, en 1991, han sido 7 mil 801 los universitarios que han participado. Entre algunos resultados, señaló que alrededor del 40 por ciento afirmó haber terminado sus estudios de licenciatura gracias a los conocimientos y habilidades adquiridos. Aunado a ello, afirmó que muchos investigadores que hoy laboran en diferentes instituciones de todo el país, comenzaron su trayectoria colaborando con proyectos similares.

Entre los requisitos para ser parte del programa se encuentran: Ser estudiante regular inscrito de cualquier carrera profesional de una institución de educación superior nacional; no adeudar materias; haber concluido el sexto semestre de la carrera o contar con el 75% de los créditos, al momento de iniciar la estancia; tener un promedio general de calificaciones mínimo de 8.5 si la carrera que se cursa pertenece al área de Ciencias Físico-Matemáticas, o bien un promedio general de calificaciones mínimo de 9.0 si la carrera pertenece a cualquiera de las siguientes áreas: Ciencias Biológicas, Biomédicas, Químicas, Ciencias Sociales, Humanidades, Ingeniería o Tecnología, por mencionar algunos.

Por último cabe resaltar que el Verano de la Investigación Científica inició sus actividades en 1991 y, desde entonces, la Academia ha garantizado que su difusión sea completamente abierta, lo que ha permitido el registro de un número cada vez mayor de estudiantes provenientes de todas las áreas del conocimiento y de todos los estados de la República.

 

Ver: UNAM, la única universidad de habla hispana entre las mejores del mundo

Tienes que ver esto