Contacto | Widgets |
MÉXICO D.F. Viernes 10 de agosto de 2012
jóvenesRedes sociales, literatura, universidades, superación personal
14760de10@eluniversal.com.mxhttp://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.de10.mx/app@Top
10 razones por las que <b>México</b> SÍ puede ganarle a <b>Brasil</b>
Especial
La final olímpica entre México y Brasil será un partido muy cerrado. Ninguno de los dos ha ganado antes la medalla de oro
Aumentar fuente Disminuir fuente Imprimir Enviar comentar

El partido histórico entre México y Japón en 10 puntos insólitos De10.mx
10 héroes anónimos mexicanos en Juegos Olímpicos De10.mx
¡Peores, imposible! 10 momentos de "pena ajena" en los JO De10.mx
Paola Espinosa pasa a semifinales; Carolina Mendoza, eliminada De10.mx

10 razones por las que México SÍ puede ganarle a Brasil


Aunque parece ser toda una proeza, la selección de futbol no tiene tan complicada la posibilidad de obtener el oro olímpico
Por: Montserrat Arqué | 10 de Agosto, 2012 | 09:49

Londres 2012 tendrá la final soñada en el torneo de futbol varonil, pues dos de las escuadras favoritas para subir al podio se verán las caras en la búsqueda de máximo objetivo, obtener la presea dorada.

México y Brasil son los dos equipos que estarán disputándose el primer sitio, en un partido en el que los sudamericanos parten como los grandes favoritos, pues en sus filas tiene a figuras del balompié internacional como Neymar, Thiago Silva, Alexandre Pato, "Hulk", Ganso, entre otros.

Sin embargo, desde antes de iniciar la justa veraniega, la selección mexicana siempre figuró entre los seis equipos que pudieran coronarse como reyes del futbol olímpico, así que en De10.mx no damos nada por perdido y te decimos 10 razones de por qué México puede dar la grata sorpresa ante Brasil y con ello quedarse con la medalla de oro.

1. Llegan en igualdad de circunstancias. Ambos conjuntos no conocen lo que significa ganar la medalla dorada y por lo tanto, ambos darán lo mejor de sí para conseguirla. Brasil ya sabe lo que es jugar una final, pues lo hizo en dos ocasiones, en Los Ángeles 1984 y en Seúl 1988; sin embargo, lo logró cuando el torneo aún se disputaba con las selecciones absolutas y en ambas ediciones tuvo que conformarse con la de plata.

Recordemos que el Comité Olímpico Internacional (COI) determinó que la prueba la disputarían jugadores menores de 23 años, que podrían ser reforzados con tres elementos mayores. A partir de esa modificación los brasileños han conseguido estar en el podio en dos ocasiones, en Atlanta '96 y Beijing '08, en donde se hicieron acreedores de la medalla de tercer lugar.

2. Las estadísticas dicen que México está bien parado atrás. A nivel defensivo, la selección mexicana llega a la final con mejores números en cuanto a estadísticas defensivas se refiere.

Es verdad que Brasil promedia 3 goles anotados por partido; sin embargo, su defensa no se ha mostrado tan sólida como la tricolor, pues ha recibido cinco tantos, en comparación de los tres que han recibido los mexicanos en toda la competencia.

3. Corona tiene más experiencia que Gabriel. José de Jesús Corona, con 31 años de edad, supera en experiencia al joven Gabriel Vasconcelos Ferreira. El arquero mexicano debutó en el futbol de primera división en 2003. Tuvo tan buen desempeño que fue convocado a la selección que disputó los Juegos Olímpicos de 2004, en donde fue el portero titular.

A lo largo de los años, el jugador de Cruz Azul ha amarrado un lugar con la selección mayor; ha sido el cancerbero suplente en los mundiales de Alemania 2006 y todo pinta para que sea el titular en la Copa del Mundo que se celebrará en Brasil en el 2014.

En cambio, Gabriel Vasconcelos es un chico de apenas 19 años de edad que surgió en las fuerzas básicas del equipo Cruzeiro y a finales de mayo de este año, firmó contrato con el AC Milan por cinco temporadas.

Gabriel no ha tenido muchas opciones de mostrarse en el futbol profesional y realmente sólo ha destacado con las selecciones inferiores de su país, por lo que comparado con el portero mexicano, este guardavallas está en desventaja.

4. México llega con extra de motivación. El conjunto dirigido por Luis Fernando Tena llegó a la cita londinense como los ganadores del torneo "Esperanzas de Toulón", en donde compiten diversos equipos nacionales sub-21 y sub-23, en el cual participan varias selecciones que competirán también en Juegos Olímpicos.

Además, la selección olímpica mexicana llega a la instancia final, al igual que Brasil, en calidad de invicta y con el mérito de haberse sobrepuesto a dos marcadores adversos (ante Senegal y Japón), por lo que el grado de confianza está al máximo.

5. Wembley será factor. Punto a favor de México es que tanto el partido de cuartos de final como el de semifinal ante Senegal y Japón respectivamente, los jugó en el estadio de Wembley, sede que también albergará el encuentro final.

Loas jugadores del conjunto azteca han tenido entonces ya varias oportunidades para conocer más a fondo este estadio mítico en la historia del balompié mundial, a diferencia de los brasileños, quienes pisarán por primera vez el pasto de Wembley hasta el sábado, cuando se midan ante los mexicanos.

Estadio de Wembley

6. México se ha convertido en una potencia en selecciones inferiores. Fue en 2005 cuando comenzó el gran despegue de las selecciones juveniles mexicanas. Contundente, tres goles a cero, le propinó el conjunto sub-17 precisamente a los brasileños para adjudicarse el título mundial sub-17.

El año pasado, en 2011 y estando en casa, México volvió a hacer historia al conseguir su segundo título mundial de dicha especialidad, esta vez ante los uruguayos. También ese año, la selección sub-20 hizo un buen papel en su respectivo torneo internacional, en donde se adjudicó el tercer lugar de esta competencia que fue dominada por los brasileños.

A pesar de ello, desde hace años que se viene realizando un gran trabajo con los conjuntos chicos y por ende, esta selección sub-23 ha mostrado otra cara, pero sobre todo mucha actitud ganadora.

7. El equipo conoce bien a este Brasil. A principios de junio de 2012, la selección mexicana mayor, dirigida por José Manuel "Chepo" de la Torre, se enfrentó en partido amistoso a esta selección sub-23 que se preparaba para los Juegos Olímpicos.

México ganó aquel encuentro dos goles por cero, culminando así la racha de 10 partidos como invicto que poseía la canarinha. En esa ocasión, Luis Fernando Tena y su equipo acompañaron al "Chepo" para tomar nota, en caso de que su equipo tuviera que enfrentarlo en Londres.

De forma individual, Diego Reyes ha tenido la oportunidad de medir fuerzas e dos ocasiones ante Neymar, duelos en el que el jugador americanista resultó vencedor. Por su parte, Marco Fabián ya se enfrentó ante Leandro Damiao, esto en la final de la Copa Libertadores de 2010, disputada entre el Internacional de Porto Alegre y Chivas. Ambos jugadores se hicieron presentes en el marcador.

8. Son los actuales campeones Panamericanos. A finales de 2011, la ciudad de Guadalajara albergó la decimo sexta edición de los Juegos Panamericanos, en donde el país anfitrión culminó en el cuarto lugar en el medallero general.

Más de la mitad de los seleccionados a las Olimpiadas tuvieron el honor de participar en aquella competencia, pues el equipo también estuvo en manos de Luis Fernando Tena, el timonel que los llevó a conquistar el oro Panamericano, también de forma invicta, derrotando en la final por la mínima diferencia a su similar de Argentina.

Brasil, que jugó con un equipo alterno al de las olimpiadas, quedó fuera en la primera ronda.

9. Existen antecedentes positivos. La final entre ambas naciones en Londres será la sexta disputada entre ambos países en torneos oficiales. La selección mexicana tiene un saldo a favor en dicho encuentros, pues en todos ha salido vencedor.

La primera vez que se vieron las caras fueron en los Panamericanos del '75, en donde por problemas técnicos de cancha, se les dio el oro a ambos equipos. En 1996 se enfrentaron en la final de la Copa Oro, título conquistado por el conjunto azteca, éxito que se repetiría en 1999, sólo que esta vez en la Copa Confederaciones.

En 2003, en los agónicos tiempos extras, los mexicanos se impusieron a los brasileños también en la final de la Copa Oro. La más reciente ocurrió en 2005, justo en la final del mundial sub-17, hazaña mexicana que siempre quedará en la memoria.

10. México depende del juego colectivo, Brasil más de las individualidades. A diferencia de otras ocasiones, Tena ha sabido armar un once sumamente equilibrado, que depende mucho más del juego que pueda armarse por el centro o por las bandas, más que por lo que puedan hacer en solitario sus delanteros.

Eso es un punto a favor sobre los brasileños, quienes dependen mucho más de lo que puedan hacer Neymar o el propio Damiao dentro de la cancha. Si la defensa logra anularlos, es probable que México los haga caer en desesperación, aprovechando esta situación para conseguir marcar los tantos que hagan la diferencia.

 

 

¿Por qué crees que México puede vencer a Brasil?

 

 


¿Quieres conocer más información De10? Síguenos: 
Siguenos en Twitter  Siguenos en Facebook  Sigue a De10 en MySpace   Networked Blogs

LinkedIn
LinkedIn
Twitter
Twitter
Meneame
Menéame
Google
Google
Digg
Digg
Delicious
Del.icio.us
más

La nota es de 6.7  20 votos 


*Nombre:*Correo:
*Comentario:*Ciudad o País:
Para firmar tus comentarios o responder a un comentario regístrate o inicia sesión
*Importante
*¿Por qué pedimos esto?

Comentarios(1)
Enviado por:

David Hernandez
Ciudad Juarez Chih.
09-08-2012
23:24
Mexico es mas superior que Brasil por lo cual Mexico 2 Brasil 2 tiempo extra Mexico 1 Brasil 0 si se puede y se llevan la de oro en hora buena Mexico si se pudo.

Recibe gratis en tu correo electrónico información De10:

          Twitter   Facebook   RSS
 
Un producto de EL UNIVERSAL
Bucareli 8, Col. Centro. Delegación Cuauhtémoc
06040, México, Distrito Federal
Tel(s). 5709.1313 ext. 5033
email: de10[arroba]eluniversal.com.mx
Contacto editorial: ana.rodriguezm[arroba]clabsa.com.mx
¿Quiénes somos?
TVA JÓVENES S.A. DE C.V. © 2010
Todos los derechos reservados. Tva Jóvenes
S.A. de C.V.
De no existir previa autorización,
queda expresamente prohibida la publicación