Contacto | Widgets |
MÉXICO D.F. Martes 14 de agosto de 2012
wowSorprendente, lujoso, moderno | Los 10 más...
14685de10@eluniversal.com.mxhttp://ads.eluniversal.com.mx/RealMedia/ads/adstream_jx.ads/movil.de10.mx/app@Top
El atleta que desafió a Hitler y lo humilló
Especial
La actuación de Jesse Owens le valió el sobrenombre de "El antílope de ébano" y una plaza en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936
Aumentar fuente Disminuir fuente Imprimir Enviar comentar

Las historias JAMÁS contadas del origen de los aros olímpicos De10.mx
Los 10 temas oficiales de los Juegos Olímpicos más famosos De10.mx
Tamara Vega: belleza de Chihuahua para los juegos Olímpicos De10.mx
Libra una cirugía a corazón abierto y va a los Juegos Olímpicos De10.mx

El atleta que desafió a Hitler y lo humilló


Jesse Owens enfureció a líder nazi al ganar cuatro preseas de oro y derrotar a los alemanes en su propia casa, en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936
Por: Cinthya Sánchez | 3 de Agosto, 2012 | 19:28

La historia de triunfo de este atleta estadounidense de color comenzó el 25 de mayo de 1935. Ese día Jesse Owens, de tan sólo 22 años de edad, dejó de ser un desconocido que trabajaba en una gasolinera y cursaba segundo año, para convertirse en una estrella mundial del atletismo.

Como lo documenta abc.es, ese 25 de mayo Jesse Owens participó en unas competencias estatales en Michigan, en donde en tan sólo 45 minutos batió cuatro récords mundiales: 100 metros planos (9,4 segundos), salto de longitud (8,13 metros), 220 yardas (20,3 segundos) y 220 yardas con vallas (22,6 segundos).

Esta hazaña le otorgó una plaza para las olimpiadas de Berlín, que se celebrarían el siguiente año. Cabe destacar que entre prueba y prueba Owens solamente descansó entre nueve y 15 minutos.

"El antílope de ébano", apodo que se ganó con aquella actuación, llegó a los Juegos Olímpicos dispuesto a dar lo mejor de sí, pero en Berlín no sólo enfrentó a otros competidores sino al mismo Adolf Hitler.

Como señala deportes.yahoo.com, para los Juegos Olímpicos de Berlín el führer invirtió 30 millones de dólares, una muy fuerte cantidad si la comparamos con lo que se gastaron en Los Ángeles 1932 (2.5 millones de dólares).

La inversión se hizo con el objetivo de limpiar la imagen de su gobierno, pero sobre todo, con el fin de que el mundo tuviera el conocimiento de que la raza aria era superior también en los deportes.

Al parecer todo iba como Hitler lo había planeado, los atletas alemanes iban al frente en el medallero, pero nunca se esperó que Jesse Owens, un deportista negro, lograra lo que ningún hombre había hecho en la historia de la humanidad.

El día en que Owens entró en acción, al führer se le cayó la sonrisa. En el estadio el líder nazi aplaudía con gran entusiasmo las medallas que ganaban los competidores blancos, mientras que en las preseas de Jesse su gesto era de enfado.

Al percatarse de esta discriminación, un miembro del comité olímpico le sugirió que lo más conveniente era  que aplaudiera a todos por igual o a ningún atleta, por lo que Hitler optó por no aplaudirle a nadie.

Para la mala suerte de Hitler, Owens consiguió cuatro medallas de oro, batiendo otros cuatro récords mundiales; proclamándose así, como el primer estadounidense en ganar cuatro preseas doradas en las mismas olimpiadas: 100 metros planos, carrera de relevos de 4x100 metros, 200 metros planos y salto de longitud.

Ante este resultado, se cuenta que Adolf Hitler, sumamente enojado y humillado, decidió abandonar el estadio para no felicitar y estrechar la mano de Jesse Owens, el atleta de color, de 23 años, que les había arrebatado la gloria y la supuesta superioridad de los alemanes con hechos y no sólo con palabras.

Años más tarde, en una entrevista en la que se le preguntó sobre este acontecimiento, Owens declaró: "Cuando volví a mi país natal, después de todas las historias sobre Hitler, no pude viajar en la parte delantera del autobús. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. No fui invitado a estrechar la mano de Hitler, pero tampoco fui invitado a la Casa Blanca a dar la mano al Presidente", "Hitler no me desairó, fue Franklin D. Roosevelt quien lo hizo".

Sin embargo, fue el presidente Gerald R. Ford, en  1976, quien reconoció el desempeño de este atleta, al otorgarle la más alta distinción de Estados Unidos: la medalla de la libertad.

La vida de Jesse Owens.

De acuerdo con el sitio biography.com, su nombre de pila era James Cleveland Owens, quien nació el 12 de septiembre de 1913 en Danville, Alabama. Hijo de padres que trabajaban en el campo y de abuelos que fueron esclavos.

Desde muy pequeño James fue muy enfermizo y frágil, de hecho se cuenta que en alguna ocasión casi pierde la vida debido a una neumonía, pero esto no le impedía trabajar en el campo, recolectando algodón, para ayudar a su familia a poner la comida sobre la mesa.

No obstante su vida cambió cuando a los 9 años de edad, se mudó junto con su familia a Cleveland, donde cambió las parcelas por la escuela; fue en este momento cuando uno de sus instructores, incapaz de descifrar su acento, le llamó "Jesse" en lugar de "James", sobre nombre que se le quedaría toda la vida.

 

Tanto en la East Technical High School y en Ohio State University, Owens se ganó el reconocimiento como uno de los mejores atletas; de hecho cuando su profesor de gimnasia, Charles Ripley, lo vio correr, le dijo: "Dentro de unos años serás el mejor atleta del mundo".

En 1935, en total Owens compitió en 42 eventos y los ganó todos. En los Juegos Olímpicos de Berlín, Estados Unidos decidió incluir en su delegación a deportistas de color, entre ellos a Jesse Owens,  hecho que Hitler reprochó de los estadounidenses.

Estados Unidos ganó en total 11 medallas de oro, seis de ellas por los atletas negros, de las cuales cuatro fueron de Owens.

Después de su éxito, Jesse comenzó a ganar dinero para seguir preparándose. Compitió contra coches y caballos, y durante un tiempo jugó con los Harlem Globetrotters.

Con el paso de los años, Owens fundó una empresa de relaciones públicas y marketing en Chicago y viajaba con frecuencia por todo el país para dar convenciones y asistir a otras reuniones de negocios.

Owens, quien fumaba hasta una cajetilla de cigarrillos al día durante una buena parte de su vida, murió de cáncer de pulmón en Tucson, Arizona el 31 de marzo de 1980.

 

¿Conocías la historia de Jesse Owens?

¿Consideras que aún hay racismo en los Juegos Olímpicos?

 


¿Quieres conocer más información De10? Síguenos: 
Siguenos en Twitter  Siguenos en Facebook  Sigue a De10 en MySpace   Networked Blogs

LinkedIn
LinkedIn
Twitter
Twitter
Meneame
Menéame
Google
Google
Digg
Digg
Delicious
Del.icio.us
más

La nota es de 7.55  117 votos 


*Nombre:*Correo:
*Comentario:*Ciudad o País:
Para firmar tus comentarios o responder a un comentario regístrate o inicia sesión
*Importante
*¿Por qué pedimos esto?

Comentarios(6)
Enviado por:

armando
mexico
06-08-2012
13:41
?como es que tiene record en 100mts planos de 9.4 segundos? si bolt lo tiene de 9.58
Enviado por:

alexei
leon
04-08-2012
22:54
no sean lenguas, a hitler ni le interesò que este corredor ganara 4 de oro, al final se impusieron los alemanes en el medallero, eso era mas importante porque "demostraba" la "superioridad de la raza aria",
Enviado por:

Raymundo Tuda
Torreón, Coahuila, México.
04-08-2012
17:09
APARECE EN SU BIOGRAFÍA, es LA HUMILLACIÓN EN SU PROPIO PAÍS, en donde sintió el rigor del racismo propio (eso sí no lo dicen), cuando es desempleado y rebajado en los estados unidos, y cómo termina haciendo humillantes carreras contra caballos y perros para sobrevivir. Las historias sesgadas no me agradan y concluyo mi comentario recordando que Hitler ES EL AUTOR DE LA ANTORCHA OLÍMPICA, quien la inventó, pues antes solo había fuego en pebetero y no recorrido, y él, emulando la imagen de Prometeo robando el fuego a Zeus, instruye a Goebbels y su secretario de Deporte para que creen el recorrido pre inauguración que hoy disfrutamos todos. De todas las atrocidades del gobierno nazi, esta costumbre creada por ellos, esa adoptada por el comité olímpico internacional. Saludos y no admiro a los nazis, pero tampoco me gusta la historia escrita por los que vencen.
Enviado por:

jjj
mexico
04-08-2012
12:41
todo lo dicho en este articulo es una mentira politica para desacreditar a hitler
Enviado por:

kamirose
comal
04-08-2012
10:40
ESA FUE UNA PATADA EL LOS HUEVOS, PARA HITLER , JAJAJAJAJ
Enviado por:

HISTORIA
aguascalientes
03-08-2012
19:13
JEESE OWENS, IRONICAMENTE, MIENTRAS ESTUVO EN ALEMANIA, PUDO HOSPEDARSE EN EL MISMO HOTEL QUE LOS BLANCOS E INCLUSO VIAJABA EN LOS MISMOS AUTOBUSES QUE ELLOS Y COMIO EN EL MISMO RESTAURANTE QUE TODOS, NO FUE SALUDADO PERSONALMENTE POR HITLER, DE QUIEN RECIBIO UNA CARTA DONDE LE EXPRESO SU ADMIRACION POR LA CAPACIDAD ATLETICA QUE TENIA, TERRIBLEMENTE A REGRESAR A USA, SIGUIO SIENDO UN MARGINADO AL GRADO QUE ROSEEVELT, SE NEGO A RECIBIRLO EN LA CASA BLANCA, LOS AMERICANOS OBTUVIERON 11 MEDALLAS DE ORO DE LAS CUALES 6 ERAN DE LOS AFROAMERICANOS Y CUATRO DE OWENS,PARADOJICAMENTE EN BERLIN PUSIERON EL NOMBRE A UNA CALLE JESEE OWENS, AL IGUAL QUE UNA SECUNDARIA EN UN DISTRITO DE BERLIN AÑOS ANTES QUE EL RECIBIERA LA MEDALLA A LA LIBERTAD DE MANOS DE FORD Y AÑOS ANTES DE QUE SE LE OTORGARA LA MEDALLA DEL CONGRESO, INGRATAMENTE POST MORTEM. ASI LO TRATO EL PAIS DE LAS LIBERTADES.

Recibe gratis en tu correo electrónico información De10:

          Twitter   Facebook   RSS
 
Un producto de EL UNIVERSAL
Bucareli 8, Col. Centro. Delegación Cuauhtémoc
06040, México, Distrito Federal
Tel(s). 5709.1313 ext. 5033
email: de10[arroba]eluniversal.com.mx
Contacto editorial: ana.rodriguezm[arroba]clabsa.com.mx
¿Quiénes somos?
TVA JÓVENES S.A. DE C.V. © 2010
Todos los derechos reservados. Tva Jóvenes
S.A. de C.V.
De no existir previa autorización,
queda expresamente prohibida la publicación